En la Antesala Al Portal Oscuro

El Asesino de Thayanos I

 Dazon terminó de sembrar las semillas de sus plantas especiales, como si acariciara a su amante desplazó su mano por el suelo rico en humus, con cariño y suavidad. Para ser un joven y  prometedor miembro de los Magos Rojos de Thay, Dazon era muy extraño. Experto en la necromancia y en la fabricación de pociones, el joven era muy dado a sembrar sus propios componentes y otras hierbas de uso más mundano, estudiaba con ahínco aunque realmente tenía una facilidad asombrosa para aprender, era como una gran esponja de saber; aquello le había ganado el odio acérrimo de otros aspirantes y aprendices de mago.
Con calma el joven se levantó, sacudió sus manos y realizó un gesto; en segundos un esclavo se acerco a él, llevaba este en sus manos una jofaina con agua limpia y un paño blanco. Dazon lo miró y el esclavo bajo la vista.
El joven procedió a lavarse las manos. Durante un rato observó a su esclavo, era este un joven de unos dieciséis años, tal vez. Se hallaba bien vestido, de blanco con moños azules y su cabello recogido en una trenza que finiquitaba en un moño azul que tenia unido a ella un pequeño cascabel. Dazon sonrió, aquello era ocurrencia de su hermana, quien era un espíritu libre y no veía en los esclavos un ser inferior y un enemigo potencial. No, ella veía en los esclavos muñecos de tamaños reales.
El joven mago rojo asintió y se alejó del esclavo, caminó por su jardín hasta que llegó a una mesa debajo de un gran álamo. Allí había otro esclavo vestido de forma parecida con una bandeja de plata en sus manos, y sobre la misma un juego de té.
Dazon se sentó y el esclavo procedió rápidamente a colocar todo en su sitio y a servirle el té. Aquella bebida no era el típico té negro que bebían en las tierras de Cormyr, el norte o el oeste; no, era el té verde que los salvajes del profundo este consumían. También acompañaba a ese té con unos bollos blancos y dulce. Mientras devoraba con avidez aquel tentempié el joven iniciaba la lectura de un complejo tratado sobre la conjuración. A pesar de hallarse muy versado en el arte de la necromancia, Dazon sentía una fascinación única por la conjuración y el estudio sobre seres de otros planos de existencia.
-Mi señor, le traen un mensaje- le comentó uno de los esclavo; Dazon levantó la vista al reconocer la voz de Ayax; Aquel hombre lo miraba fijamente a los ojos, realmente era el único esclavo que gozaba de aquel privilegio.
Ayax había sido comprado por su familia después de haber pasado por varias manos. Según este les había contado que él provenía de una lejana tierra del oeste. Ayax había cuidado a Dazon y su hermana desde pequeños.
-Tráelo-respondió el joven mago rojo.
 Acto seguido un joven de pelo corto y piel algo cobriza estaba de pie frente a él con la mirada en el piso. Sus ropas no eran muy finas, y su cuerpo estaba mostrando los cambios que  sufren los individuos cuando comienza a dejar de ser niños y se encaminan por el tortuoso sendero de la adolescencia; el muchacho era descendiente de los Rashemi que habitaban en Thay.
Dazon miró a Ayax, vestido de blanco y azul, con su nívea crineja hasta la cintura, cubierta de cientos de moños rosas con cascabeles. Dazon  se abstrajo y comenzó a considerar el hecho de que a pesar  que Ayax tenia aquel montón de objetos que hacían ruido, eran pocas las veces que lograba escuchar cuando se acercaba.
-Su ilustrísima-dijo el joven titubeantemente- el enclave Thayano en la ciudad de Tammar ha sido atacado.
-¡Aja! Y, ¿Eso que tiene que ver conmigo?-respondió Dazon
-Su hermana…
-Esta en la ciudad de Phsant- le interrumpió este.
-No, mi señor- le corrigió el muchacho. Dazon se percató que no dejaba de temblar. Eran malas noticias, lo podía sentir en sus huesos, ¡por Velsharoon que las eran!
-¿Cómo fue a parar mi hermana en el Enclave de Tammar?-inquirió Dazon, tratando de fingir calma para hacer sentir al joven más tranquilo y sacar así provecho a sus conocimientos.
-Su hermana tenia negocios con el enclave-respondió este-Sinceramente no sé, lo cierto es que sobrevivió al ataque y desea veros,-agregó. Dazon asintió y le ordenó a Ayax que le diese al joven una recompensa y acto seguido partió a sus aposentos.
Ayax sin duda alguna entró en la oficina de su señor. El joven Dazon estaba filmando su última carta, a su derecha había una pila de alrededor siete epístolas.
-Toma esas cartas y entrégalas-le ordeno-después dirigete a la casa del Grifo, deseo siete de ellos, cómpralos de ser necesarios. Trata de que los animales estén sanos y dispuestos a ponerse bajo el efecto de varias pociones de aceleración-agregó-Partiremos de Bezantur mañana antes de que el alba despunte.
-¿No cree que es muy pronto y muy apresurado? ¿No tratara de confirmar la información?
-No, Ayax, lo siento en el pecho es como una opresión Amatista esta en problemas.
Ayax había criado a los hermanos de acuerdo a las costumbres de la ruin tierra de Thay, pero también había puesto, en aquel guiso, un ingrediente propio. Este ingrediente en cantidades desproporcionadas podía causar grandes males, pero en las cantidades justas daba una buena textura y sabor a todo, aquel ingrediente era el amor. Ayax le había enseñado a aquel par de jóvenes a quererse y cuidarse mutuamente y sabia que lo que decía Dazon no eran palabras vanas.
****
A pesar de que el viaje se había realizado de forma aérea, Dazon estaba sumamente extenuado. Aquel era un día triste para él. Había llegado a Tammar para ver a su hermana, esperaba hallar a una hermana ligeramente herida y extremadamente asustada. Pero se encontró con algo que no esperaba. Amatista era un remedo de persona, le faltaba el brazo derecho y la pierna izquierda; su rostro, que antaño, había sido una hermosa circunferencia cetrina, con un par de ojos grandes de color miel,  era ahora una mitad un amasijo de carne quemada y el otro una parte intacta; la luz en sus ojos se había desvanecido.
Amatista era una especialista en el arte del encantamiento y la ilusión, su personalidad había sido el reflejo perfecto de las dos escuelas que manejaba a la suma perfección. Su carácter era dulce, voluble e inocente, o eso percibían ellos pues con una encantadora, nunca se estaba seguro de nada. Dazon sentía una ira incontenible, ¿Cómo alguien podía hacerle esto a un ser tan angelical? Se pregunto más de una vez lleno de ira.
La ira era el único solaz que le quedaba, a parte de velar el sueño de su hermana. Amatista durmió toda la noche  intranquila, hasta que de vez en cuando rompía en llanto y mencionaba algo de los eventos que habían ocurrido. De estos episodios el joven solo había sacado conclusiones parciales.
El enclave había sido atacado,  por el sur por medio de una serie de seres ajenos y magia ofensiva; los magos más poderosos salieron a defender el enclave junto a los guardias del enclave. Los aprendices y magos de niveles medios se refugiaron en sus aposentos, pero cuando la batalla se hizo terrible y comenzó a acercarse a los cuartos, no hubo ningún lugar seguro al cual escapar salvo los laboratorios.
Amatista le había comentado que los laboratorios resultaron ser una trampa mortal. En ellos un mago de aquel grupo atacante había requisado el sitio y al no hallar nada o mejor dicho al no hallar lo que buscaba coloco varias bolas de fuego con efectos retardados, y algunas pociones de fuego alquímico. Cuando los jóvenes aprendices abrieron las puertas del los laboratorios estos estallaron destruyendo todo a su paso.
Amatista no sabia que buscaba, bueno por lo menos no en aquel momento cuando eran atacados, pero luego mientras divagaba le había comentado a Dazon de cierto libro y mapa de la infraoscuridad que tal vez fuese lo que aquellos asesinos buscaban. Pero ella no recordaba donde se encontraba actualmente el escrito.
-Mi señor, será mejor que vaya a descansar-le recomendó uno de los esclavos de aquella casa. Dazon asintió y dejo la habitación de su hermana para dirigirse a sus aposentos. Aquella casa pertenecía al enclave, y más que una casa era una fortaleza dentro de la ciudad. Un edificio central de tres pisos se alzaba en  medio de un gran terreno amurallado con un portón. El edificio central poseía dos alas donde los soldados, mercenarios y siervos vivían. En este lugar pernoctaban los magos rojos cuando visitaban la ciudad, ya fuese desde Thay o desde el enclave. El dueño de aquella casa era un mago rojo llamado Hanaku, un hombre con escaso talento para la magia, pero con una filosa mente para los negocios.
Dazon entró en sus aposentos, aquella habitación eran sumamente confortable, nada comparada con las  de su mansión en Bezantur, pero peores fueron los días que tuvo que dormir en la intemperie.
-Debo revisar esas pociones de celeridad-dijo el joven mientras se despojaba de sus vestimentas y se preparaba para acostarse a dormir, realmente estaba agotado, así que no toco su libro de conjuros. Aquella noche no estudiaría.
Una vez que estuvo acostado, su último recuerdo fue para su hermana que yacía moribunda en el cuarto contiguo.
Anuncios

6 comentarios el “El Asesino de Thayanos I

  1. Raelana
    2 agosto, 2010

    ¡Eh! Esta historia también la recuerdo. ¡Qué tiempos! ¿Estás colgando tus viejas historias? Mola, pero tambien hay que seguir escribiendo.

    PD: No me olvido de que tengo un relato tuyo por leer, a ver si saco un rato esta semana 😉

    Me gusta

  2. WilliamDargates
    2 agosto, 2010

    De Kirius he escrito algo más y he hilado algo en mi cabeza, pero no puedo ir más allá de lo que tengo hilado. 😦

    En cuanto a escribir algo nuevo te comentare que he estado haciendo unos ejercicios de escritura automatica, sobre mi Nick y me salio algo bonito, que me causo un sueño, en base al sueño escribí algo hoy que quedo decente, tal vez tenga que pulirlo, tengo otras ideas con respeto a esto en mente, pero nada concreto. XD

    Y de este cuento viejo lo voy a poner por partes, no sé si alcance para mucho.

    Y estos son los momentos en los cuales recuerdo cuanto quiero a mis amigos. XD

    Me gusta

  3. Raelana
    2 agosto, 2010

    🙂 Con los ejercicios de escritura automática salen cosas chulas, aunque hay que retocar luego bastante, parece que las ideas las tenemos dentro pero no sabemos sacarlas hasta que las dejamos que salgan solas.

    Por cierto. ¿Has cambiado la imagen de arriba del blog? La puerta digo, me acabo de fijar (ahora es cuando me dices que llevas tres años con esa imagen xDDDD)

    Me gusta

  4. WilliamDargates
    2 agosto, 2010

    la tengo hace tiempo, fue un regalo de cumpleaño de un amigo llamado Amir, la tengo desde Finales de Abril hasta Principio de Junios, por alli debi de haberla puesto; sé que desde que tengo Internet, esta el nuevo Banner; Flynn me lo comentó en Facebook. Creo que no hice un post para celebrar el hecho. Es la Puerta del infierno, que sale en un videojuego llamado Dante´s Inferno. Y vendria a Representar el Portal Oscuro XD

    Lo de las ideas es cierto, a veces siento un impulso por escribir, pero no tengo nada en mente, y a veces solo fluyen.

    Me gusta

  5. Raelana
    2 agosto, 2010

    Estoy despistada entonces, porque he entrado varias veces en tu blog desde abril, supongo que miro directamente la entrada y no miro hacia arriba.

    Me gusta

  6. WilliamDargates
    2 agosto, 2010

    Que es lo lógico, yo solo reviso los blog a profundidad si llaman mi atención pero los peores son los que tienen musica XD

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 2 agosto, 2010 por en Fanfic, Literatura.
Follow En la Antesala Al Portal Oscuro on WordPress.com

Estadísticas del blog

  • 14,247 hits

Archivos

Blogs que sigo

simple Ula

I want to be rich. Rich in love, rich in health, rich in laughter, rich in adventure and rich in knowledge. You?

Reflexiones intempestivas

Espacio para la libre discusión filosófica y el intercambio de ideas

A.R.C.A.D.I.A.

Carolina Charlin

Gabriel Romero de Ávila

Escritor de novelas de aventuras, de lugares exóticos, tierras inexploradas y viajes que importan más que el lugar al que pretendes llegar

Universo Bolsilibro

Blog dedicado al universo del bolsilibro.

Escribir leyendo

Detrás de casi todo buen escritor existe un mejor lector (Borges)

El blog de Rodrigo JOCILES FERRER

(Pre)historia, filosofía, ciencia y mucho más

Lecturonauta

Un blog de escritura, lectura y fantasía con un pequeño toque de psicología

Tras La Última Frontera

Un blog sobre literatura fantástica, ciencia ficción, mitología y juegos de rol.

Emotional Trashcan

and other random stuff

Pasadizo - El blog

El blog dedicado a Pasadizo - La web

Tras las huellas de Heródoto

Blog de Iván Giménez Chueca

Crítica Ácida

El Blog sobre la Ciencia Política

thenerdsofcolor

Pop Culture with a Different Perspective

Calabozo Criollo

Wargames, Miniaturas, Juegos de Mesa y Rol desde Venezuela para el mundo!

simple Ula

I want to be rich. Rich in love, rich in health, rich in laughter, rich in adventure and rich in knowledge. You?

Reflexiones intempestivas

Espacio para la libre discusión filosófica y el intercambio de ideas

A.R.C.A.D.I.A.

Carolina Charlin

Gabriel Romero de Ávila

Escritor de novelas de aventuras, de lugares exóticos, tierras inexploradas y viajes que importan más que el lugar al que pretendes llegar

Universo Bolsilibro

Blog dedicado al universo del bolsilibro.

Escribir leyendo

Detrás de casi todo buen escritor existe un mejor lector (Borges)

El blog de Rodrigo JOCILES FERRER

(Pre)historia, filosofía, ciencia y mucho más

Lecturonauta

Un blog de escritura, lectura y fantasía con un pequeño toque de psicología

Tras La Última Frontera

Un blog sobre literatura fantástica, ciencia ficción, mitología y juegos de rol.

Emotional Trashcan

and other random stuff

Pasadizo - El blog

El blog dedicado a Pasadizo - La web

Tras las huellas de Heródoto

Blog de Iván Giménez Chueca

Crítica Ácida

El Blog sobre la Ciencia Política

thenerdsofcolor

Pop Culture with a Different Perspective

Calabozo Criollo

Wargames, Miniaturas, Juegos de Mesa y Rol desde Venezuela para el mundo!

A %d blogueros les gusta esto: