En la Antesala Al Portal Oscuro

El Asesino de Thayanos V


***

-Realmente este libro es interesante-dijo Greg quien se hallaba sentado en el suelo observando como Dazon destrozaba el cadáver del mago de azul- eso es bueno dejar que el odio reprimido salga-agregó- además me gusta que mis presas estén algo exhaustas. –Dazon que no había reparado en el clérigo hasta último momento levanto la vista y le preguntó

-¿Dónde has estado todo este tiempo?

-Por allí, por acullá-dijo mientras ojeaba el libro- A mi jefes en el Zhentil les encantara saber como crear esos golem y donde se encuentra las armerías de Raumathar ¿Dónde quedan las montañas del Amanecer? ¿Al norte o al este?-preguntó tranquilamente.

-Regrésame eso-dijo Dazon-le pertenece a mi hermana, me pertenece a mi y a mí nación.

-Error-dijo el clérigo de Bane- mi difunto amigo Dazon me lo heredó.

-¿Cómo?-pregunto este aterrorizado y sorprendido.

-Como escuchaste-replicó Greg, mientras que de un salto se ponía de pie, dejaba caer todo e iniciaba una impía salmodia en honor a Bane. El oscuro cielo le respondió con un gruñido muy parecido al del un estomago  hambriento, para luego abrirse un boquete entre las nubes y vomitar una columna de fuego verde directo hacia Dazon.

La traición formaba del día a día de los nobles, los magos rojos y de cualquier de casta alta en Thay, por lo tanto Dazon no se aterrorizó. Era algo de esperarse, puesto que un sacerdote de una oscura deidad como  Bane no podía hacer nada gratis. Siempre debía tener un motivo secreto, un as bajo la manga. Al parecer Greg se había mantenido al margen para esperar el momento preciso y arremeter contra Dazon o los demás cuando estuviesen debilitados por semejante combate, ¿Significaría eso que Greg estaba consiente del ataque? ¿Estaría el sacerdote confabulado con el mago? Sin duda eso explicaría el ataque tan preciso aquella noche, su deseo de venir a las ruinas y el hecho de que durante el enfrentamiento con el Slaad el no estuviese por ningún lado. Sin duda él era un traidor.

A pesar de los deseos del clérigo, Dazon no estaba siendo sorprendido, en realidad el mago estaba muy preparado. Mientras aquel fuego ominoso descendía desde las alturas cual cascada. El mago mascullo otra frase arcana y se desvaneció en el aire. Apareciendo unos cuantos metros de distancias y observando desde un lugar seguro como el fuego impactaba el piso y crepitaba con furia consumiendo rescoldos de madera, un cadáver casi pulverizado y  piedra dura y fría.

-¿Acaso creías que me podrías hallar con la guardia baja?-le preguntó el mago quien señalaba al clérigo con un dardo de color negro- Debí de suponer que eras un traidor.

-¿Qué esperabas de un seguidor de Bane?-replicó este mientras hacia una reverencia.

-Pudimos haber compartido el poder

-¿Estas seguro de que habrías compartido ese poder conmigo?-le preguntó- ¿Te crees capaz de ese gesto tan altruista?

Dazon sonrió y replicó- ¿Sabes que? Realmente no- acto seguido masculló una frase arcana y arrojó aquel dardo que raudo y veloz cruzó el espacio entre los hombres. La mordida de aquella arma fue extremadamente dolorosa, pero eso no evito que el sacerdote levantase si mano para realizar un conjuro.

Greg podía ver como su hombro derecho se iba secando rápidamente y como la vida dejaba su cuerpo; mientras esto ocurría el odio se iba haciendo más y más fuerte. Sabía que aquello se lo merecía, pero no podía soportar el ser derrotado de esa manera por aquel muchachito de rojo. No podía soportar el fracaso. ¿Cómo se presentaría frente a Bane con semejante derrota en su prontuario? Así que furioso levantó su brazo libre, masculló una frase impía y en su mano apareció una gigantesca bola de ese fuego verde.

-Te vendrás conmigo- le gritó a Dazon mientras se preparaba para lanzar la esfera, pero justo cuando iba a realizar aquel acto de suprema venganza y traición, una daga salida de la nada se incrusto en su muñeca. La esfera cayó, lentamente recorrió el espacio entre la mano y el suelo. Aquellos parecieron eones para el clérigo malvado, que no pudo hacer otra cosa que gritar por el libro.

David, el norteño iba a la par de Andariel, quien se había detenido para arrojar una daga. El libro era muy importante pensó el hombre, seguro que aquel montón  de papel era una puerta a un gran tesoro y además hacia la gratitud del mago quien frente aquella escena aullaba. El norteño corrió haciendo acopio de todas sus fuerzas, luego cuando estaba más cerca se barrió por el piso para llegar el libro.

Pero el destino es cruel, caprichoso e irónico. Cuando David tocó el libro, la esfera de fuego verde se dio de lleno contra el piso, liberando toda su furia en forma de olas de fuego. El estallido arrojó al sacerdote por los aires. Andariel nunca olvidaría aquella escena, a aquel cadáver volador y prendido en fuego. Por su lado  el cadáver del David salio volando en otra dirección, abrazados por el fuego envolviendo el libro ahora carbonizado.

-El fuego de la venganza arde con el mismo ímpetu de las flamas que los demonios alimentan en el infierno- comentó Dazon mientras se ponía de pie después de ser arrojado al suelo por la explosión. Sus ojos estaban llenos de lagrimas, y su corazón estaba lleno de un sin fin de emociones contradictoria. Nunca había pensado que alguien cercano a su persona fuese capaz de traicionarlo de esa forma. Cuando fue aprendiz sufrió traiciones de su pares y de sus maestros, pero aquellos eventos no podía poseer aquel calificativo, no eran nada comparado con aquel evento. Pero lo que más lastimaba a su corazón era que lo que más amaba en el mundo había pagado muy caro por el ansia de poder de un sacerdote y de un extraño mago.

***

La espada del caballero fue certera; Tymora le sonrió al Thayano y la rodilla del golem fue destruida. La criatura se tambaleó y aulló de furia. Levantó su brazo para asestar un último golpe, pero dos flechas se encajaron en ese espacio entre el peto y el brazo: la axila. Aloth lanzó una estocada a la base del cuello. El golpe fue certero, mortal.

El golem realizó unos cuántos movimientos espasmódicos, como si se tratase de la victima de una convulsión,  comenzó a brillar con fuerza, para acto seguido estallar en medio de un gran despliegue de luz púrpura y sonido.

Andariel y Dazon caminaron por las ruinas del enclave hasta donde habían combatido Aloth y el Yelmo Terrorífico. El mago rojo se sentía sumamente mal, como si su fuerza vital hubiese sido drenada. Andariel no podía entrar en las mentes de los hombres, pero sabia que el joven mago  estaba pasando por un momento muy duro. Su mente estaba llena de interrogantes sin respuesta, solo un nombre femenino aparecía como una posible solución a todo los males; pero aquello no era lo único, aquel momento era un indicativo de que algo debía de ser cambiado, ¿Tal vez su actitud hacia la vida? ¿Realmente era momento de hacer cambios en su vida?

Para la alegría del joven Arpista, Aloth no murió. Su armadura había resultado ser más poderosa de lo normal y había resistido muy bien la explosión generada por la muerte del Yelmo. Pero Darryl no había tenido tanta suerte. El joven norteño se encontraba aun de pie en la columna cuando el golem estallo enviando fuego mágico y un fuerte viento que le hizo perder el equilibrio y lo arrojo a una gran distancia.

Su cuerpo yacía en el suelo con el pecho atravesado por un gran tronco negro.

Al joven arpista no le importó la suerte de los mercenarios,  solo le interesó que aquella situación se resolvió de forma mas o menos satisfactoria y que aquel libro que causo tanto males y costó tanta sangre no había caído en manos de aquel hombre enmascarado, ni en las manos del sacerdote, ni en la de su actual jefe. En realidad el arpista era el único que salía bien parado y ganaba algo más que dinero; aunque su mente también esta llena de interrogantes.

Epilogo

-Se que lo entiendes pequeña-dijo- te he vengando, pero no hay forma alguna que puedas ser sanada-dijo Dazon a su yaciente hermana, se acercó a ella y beso su frente mientras sus lagrimas caían sobre la cara del único ser que había amado en ese mundo. Dazon había decidido no permitir que el cuerpo de su hermana fuese reestablecido, por que temía por su mente. Estaba muy seguro que si ella moría seria más feliz que vivir con un cuerpo tullido o con un nuevo cuerpo pero con una mente lastimada, ella nunca volvería a ser la Amatista que el amó.

Con calma se levantó y colocó la gema del mismo nombre en el pecho de su hermana mientras iniciaba una salmodia. El cuerpo de su hermana se movió un poco en su cama y sus ojos se cerraron lentamente de la misma forma que se cierran los ojos de los niños que lentamente son arrastrados por el sueño. Dazon tomó la gema y se la acercó a su cara, con el mismo cariño que le habló a su hermana hace ratos, le habló a la gema.

-Tus iras a parar a la mano de cierto Eladrine que te llevara a las dependencias de Lliira.- dijo-Hermana estarás en un campo de flores,  y luces brillantes donde la alegría no tiene fin.- acto seguido se volteó y colocó la gema en un cofre de madera.  Con paso vacilante salió de habitación y allí lo esperaba Aloth. Vestido con su armadura negra, de pie con sus armas prestas y un gesto severo.

-Toda esta listo para volver a Bezantur-dijo.

-¿Esta limpia la mansión?-preguntó.

-Los esclavos fueron sacrificados todos y de acuerdo a sus recomendaciones fueron empaquetados- respondió el caballero.

-En las cajas que diseñe.

-En efecto-respondió Aloth.

-¿Y, su ilustrísima Hanaku?

-Su “amigo” el Diablo Axtibart dijo que ha confesado todo.

-¿Qué dijo?

-Solo que se hacían llamar los Azotes; y que aquel gnomo desconocido se acercó a él primero, pero este pudo prever que aquel ser solo representaba problema y se lo envía a su hermana mi señor.

-¿Así que sabia que irían tras el libro? ¿Sabían que atacarían al enclave y no hizo nada?

-En efecto él y el sacerdote; los dos estaban al corriente. Esperaban…

-Que  mi hermana guardara el libro, los azote la matasen, no descubriesen nada y ellos luego se hacían con el libro, pero ¿Por qué escogieron a mi hermana?

-Me temo que esa es una interrogante para la cual no hay respuesta.

-Estas equivocado Aloth, toda interrogante tiene respuesta, todo es cuestión de tener los contactos adecuados. –El Caballero sonrió y Dazon agregó- Bezantur te agradará, y desde ahora tendremos mucho trabajo. Así que pongámonos en marcha.- agrego el joven mientras que con paso decidido, con un espíritu renovado se ponía en marcha de vuelta a su casa.

A Tammar había llegado un Dazon temeroso, deseoso de ver a su hermana moribunda y saber que ocurría. En vez de eso se había encontrado con una extraña intriga, se había forzado a matar y había perdido al ser que más amaba, pero también ganaba un nuevo motivo para vivir. Una razón para destruirse y reconstruirse de nuevo. Sin duda Dazon había madurado.

-Haces muchas preguntas que nos debes.

-¿De verdad lo crees?-respondió Andariel

-¿Por qué te preocupan tanto los Thayanos? ¿Por qué te mortifica lo que ocurrió en aquellas ruinas?

-Allí vi un poder emergente, enfrentarse con un poder consolidado, y casi destruirlo.

-¿Crees que los esquemas están por caer?-inquirió la voz desde la oscuridad. Andariel trato de enfocar su vista, de ver más del velo de las sombras, pero la luz en ese callejón era muy escasa.

-Vi el fuego de la venganza y el odio devorar todo- respondió el joven- sinceramente no sé. Dime ¿Eran arpista esos magos? ¿Serian los lunastros que tanto he oído hablar?

-¿Por qué te preocupan tanto los Thayanos? ¿Por qué te mortifica lo que ocurrió en aquellas ruinas?-repitió la voz.

-Esta zona,  esta algo tranquila-dijo- si un poder de esta magnitud aparecer, con estos métodos, intenciones y tan escasas consideraciones y barrera éticas; el Este inaccesible y misterioso terminara convertido en una gran lodazal inaccesible.

-Muy lindas tus palabras-replico la voz desde la sombras-Esos son los cimientos del cambio arpista.

-¿Cómo lo…? – alcanzó a preguntar cuando de repente sintió que algo frío atravesaba uno de sus costados. Andariel cayó al piso del callejón. Sucio, apestoso, pringoso, lleno de barro. El joven levantó la vista y se percató de unas hermosas botas de piel y unos pantalones negros, la figura se agachó. Vestía de negro, y portaba una mascara en la cual se podía ver un solo ojo.

-Haces muchas preguntas- dijo-nosotros lo sabemos todos-agregó.-metió sus manos entre sus vestiduras y saco una medallón que puso al alcance de la vista del joven. Frente a el una estrella blanca de cuatro puntas en el centro, rodeada por una ocho esferas azul celeste que parecía que se alejaban de la estrella describiendo a la vez una espiral. –Este es nuestro símbolo, se parece a los magos rojos de Thay, por que nosotros somos sus Némesis, sus azotes. Si sobrevives a esta puñalada ven por nosotros, tener a alguien sediento de venganza y dudas detrás de nosotros nos alienta.- dijo mientras se ponía de pie- ¡Ah! Recuerda que esta herida mortal es cortesía de los Magos rojos de Thay. –agregó.

A medida que el frío de la muerte se apoderaba del cuerpo de Andariel; desposeyéndolo del donde la vida. Los pasos de aquella figura resonaban con fuerza en su cabeza, y solo una idea rondaba la mente del joven.

-La muerte había llegado a Thesk vestida de azul.

Anuncios

2 comentarios el “El Asesino de Thayanos V

  1. karta
    25 agosto, 2010

    estas de vacaciones?, tienes dias sin movimiento

    Me gusta

  2. WilliamDargates
    25 agosto, 2010

    realmente estoy de vacaciones hasta el 26 de septiembre, lo que pasa es que no estoy en mi casa, estoy en maracay y no tome previsiones para postear algo en el blog. De todas formas despues un año he vuelto a jugar en mesa, asi que tendre algo nuevo que postear. El asesino de thayano por cierto, termino alli 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 17 agosto, 2010 por en Fanfic, Literatura, Saber RO.
Follow En la Antesala Al Portal Oscuro on WordPress.com

Estadísticas del blog

  • 14,343 hits

Archivos

Blogs que sigo

simple Ula

I want to be rich. Rich in love, rich in health, rich in laughter, rich in adventure and rich in knowledge. You?

Reflexiones intempestivas

Espacio para la libre discusión filosófica y el intercambio de ideas

A.R.C.A.D.I.A.

Carolina Charlin

Gabriel Romero de Ávila

Escritor de novelas de aventuras, de lugares exóticos, tierras inexploradas y viajes que importan más que el lugar al que pretendes llegar

Universo Bolsilibro

Blog dedicado al universo del bolsilibro.

Escribir leyendo

Detrás de casi todo buen escritor existe un mejor lector (Borges)

El blog de Rodrigo JOCILES FERRER

(Pre)historia, filosofía, ciencia y mucho más

Lecturonauta

Un blog de escritura, lectura y fantasía con un pequeño toque de psicología

Tras La Última Frontera

Un blog sobre literatura fantástica, ciencia ficción, mitología y juegos de rol.

Emotional Trashcan

and other random stuff

Pasadizo - El blog

El blog dedicado a Pasadizo - La web

Tras las huellas de Heródoto

Blog de Iván Giménez Chueca

Crítica Ácida

El Blog sobre la Ciencia Política

thenerdsofcolor

Pop Culture with a Different Perspective

Calabozo Criollo

Wargames, Miniaturas, Juegos de Mesa y Rol desde Venezuela para el mundo!

simple Ula

I want to be rich. Rich in love, rich in health, rich in laughter, rich in adventure and rich in knowledge. You?

Reflexiones intempestivas

Espacio para la libre discusión filosófica y el intercambio de ideas

A.R.C.A.D.I.A.

Carolina Charlin

Gabriel Romero de Ávila

Escritor de novelas de aventuras, de lugares exóticos, tierras inexploradas y viajes que importan más que el lugar al que pretendes llegar

Universo Bolsilibro

Blog dedicado al universo del bolsilibro.

Escribir leyendo

Detrás de casi todo buen escritor existe un mejor lector (Borges)

El blog de Rodrigo JOCILES FERRER

(Pre)historia, filosofía, ciencia y mucho más

Lecturonauta

Un blog de escritura, lectura y fantasía con un pequeño toque de psicología

Tras La Última Frontera

Un blog sobre literatura fantástica, ciencia ficción, mitología y juegos de rol.

Emotional Trashcan

and other random stuff

Pasadizo - El blog

El blog dedicado a Pasadizo - La web

Tras las huellas de Heródoto

Blog de Iván Giménez Chueca

Crítica Ácida

El Blog sobre la Ciencia Política

thenerdsofcolor

Pop Culture with a Different Perspective

Calabozo Criollo

Wargames, Miniaturas, Juegos de Mesa y Rol desde Venezuela para el mundo!

A %d blogueros les gusta esto: