En la Antesala Al Portal Oscuro

Relato Corto: El Retrete Japonés

inodoro-japones

—No lo repetiré de nuevo, chico— lo tomé con fuerza por la nuca e introduje su cabeza en el retrete, lamenté el hecho de que el maldito aparato estuviese tan limpio. Poseído por el espíritu de  la eficiencia nipona, el aparato pitó y me notificó que un cuerpo sólido estaba obstruyéndolo, que no debía usarse el retrete como depósito de basura. Ignoré toda aquella jerga corporativa y extraje de nuevo al matón— Habla— sentencié de nuevo; el muy imbécil negó con la cabeza mientras trataba de inhalar todo el aire que podía— te lo advertí.

Volví a introducir al muchacho que pugnaba, con fiereza y sin suerte, por liberarse de mi agarre. El retrete volvió a pitar, repitió la perorata de hace un rato, pero agregó esta vez que de continuar por aquel camino la garantía quedaría invalidada. Volví a ignorar al maldito, mientras que con mi mano libre extraía un cigarrillo, que coloque con habilidad en mis labios.  ¡Esos malditos te van a matar! Casi la pude escuchar, al menos en mi mente. El joven estaba cediendo, tal vez ya se estaba ahogando. Extraje el encendedor de mi bolsillo izquierdo a la par que liberaba momentáneamente al muchacho.

—Soy todo oído— con un movimiento ensayado hasta la saciedad, gracias a un vicio de décadas, encendí el cigarro. Le di una calada y miré el cipo. Cuadrado, argénteo y clásico, tenia al lado un símbolo que siempre se me antojo peculiar: una cabeza, muy estilizada, de perro; era negro por cierto, y sobre ella una rosa roja.  A mi mente volvió su recuerdo: “yo soy el perro, guardiana y celosa, y tu eres la rosa. No pongas esa cara” solía decirme “eres igual que la rosa, temes abrirte a los demás; tienes miedo a ser vulnerables, porque como esa flor crees que te espera la muerte” mi pobre loquita.

Guardé el encendedor, volví dar otra calada — ¿Bien? Sí, no me mires así. Canta pajarito.

—El Dragón Negro.

—Esa respuesta de aventura de videojuego no me sirve— di otra calada y volví a introducir al chico en el retrete. De nuevo la metálica y respetuosa voz del retrete comenzó su discurso, lo remató al decir que dentro de poco enviaría a un técnico a revisar el retrete.

—Fue el burócrata de Achum-Leib, el contactó al Dragón, que existe. Lo juro.

—Yo fui quien lo insultó— repliqué— ¿Por qué la mataron a ella?

—Querían el cuerpo.

—Los nanite están inerte a esta altura.

—Al Dragón le importa poco, el puede aprender de lo que sea y como sea. O eso se dice.

— ¿Cómo se llama?

— ¿El Dragón?

—No, el otro tipo.

—Heinrich Gruber.

—Supongo que está de nuevo en Caracas, y todo esto lo ha hecho para que vayas a por él.

—Te quiere ver sufrir.

—Y yo a él.

—Pero el Dragón te quiere muerto.

—Tiene sentido— dio otra calada el cigarrillo— supongo que envió a alguien a encargarse de mí.

—En efecto.

— ¿Tendré que volver a nuestra rutina?

—No, no, no ¡Por favor!

—Cantaaaa.

—Envió a un tipo que se hace llamar Amra.

—El León, uno de los apodos de Conan, el Bárbaro.

— ¿Perdón?— bufé ante el desconcierto del joven.

—Una referencia muy nerd, ¿Qué te puedo decir? Tengo muchos ratos de ocio y tuve al mejor abuelo del mundo. ¿Qué tan bueno es?

—Es todo un pro, nadie se le ha escapado, salvo un viejo loco en la jungla, un tal Von Humboldt.

—Hablas en chino para mi, niño— me puse de pie sin soltar a mi presa, con premura salimos del baño. Le ordené al balcón que se abriera, mientras el retrete japonés me daba las gracias por haber usado sus servicios, y me rogaba que volviese y además calificase a la compañía proveedora.

El chico se debatió de nuevo, pues leyó mis intenciones. Me bastó un golpe detrás de la rodilla para dejarlo indefenso y fácil de arrastrar.

—Querías aire— el cigarro se cayó al suelo— te daré todo el que quieras—No me costó acelerar y coger impulso, y tal vez movido por la ira y el dolor, fue muy fácil para mí aventar al chico— Dile al suelo y al diablo que Alfredo Caballero manda saludos.

Apagué el cigarro que se me había caído, antes de que la alfombra se encendiera. Prendí otro mientras me dirigía a la habitación para recoger mis cosas. El técnico no tardaría en llegar, no sabía que tan cerca estaba el asesino, y los policías de Nueva Esparta ya debían estar en la cercanía. Zona turística Internacional, policía eficiente.

Pase de nuevo por el baño y lance una mirada al maldito retrete japonés. Como si supiera quién era yo, el maldito inició el saludo de bienvenida. ¡Maldito retrete parlante! ¡Maldito retrete japonés!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 3 abril, 2015 por en Ciencia Ficción, Literatura.
Follow En la Antesala Al Portal Oscuro on WordPress.com

Estadísticas del blog

  • 30,494 hits

Archivos

Blogs que sigo

Immortal Mountain

Insight into the World of Chinese Fantasy Novels

Literafricas

Simplemente literatura

BBB LIGA FAFNIR

De jugadores para jugadores

African Blood Siblings

An African War without an African Army is an African Genocide

Letras desde Mocade

Mocade es el punto de reunión para todos aquellos a los que les guste vivir y escribir historias.

Rescepto indablog

Crítica y desvaríos sobre el género fantástico

Fantasy Author's Handbook

Advice for Authors of Science Fiction & Fantasy

Guillermo Montilla's Blog

prosas y guiones sobre el mundo que olvidamos a causa del mundo

ignaciocastellanossite.wordpress.com/

¿Conoces esa odiosa sensación de que se te olvida algo? A mí me pasa siempre con la realidad.

Eirendor

Juego de rol de fantasía

juegalatinoblog

Juego, alimento del alma

رنوستان - Renostán

Mi cajita de recortes

CUADERNO DE BITACORA

Noticias de Star Trek en España

J. Sanjuán

Blog personal

Mundos de Leyendas

Ciencia Ficción, Fantasía y consejos para escribir

Puertas de Tannhäuser

Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo.

ngc3660.wordpress.com/

versión 6.0/fecha de despegue: julio de 2016

Immortal Mountain

Insight into the World of Chinese Fantasy Novels

Literafricas

Simplemente literatura

BBB LIGA FAFNIR

De jugadores para jugadores

African Blood Siblings

An African War without an African Army is an African Genocide

Letras desde Mocade

Mocade es el punto de reunión para todos aquellos a los que les guste vivir y escribir historias.

Rescepto indablog

Crítica y desvaríos sobre el género fantástico

Fantasy Author's Handbook

Advice for Authors of Science Fiction & Fantasy

Guillermo Montilla's Blog

prosas y guiones sobre el mundo que olvidamos a causa del mundo

ignaciocastellanossite.wordpress.com/

¿Conoces esa odiosa sensación de que se te olvida algo? A mí me pasa siempre con la realidad.

Eirendor

Juego de rol de fantasía

juegalatinoblog

Juego, alimento del alma

رنوستان - Renostán

Mi cajita de recortes

CUADERNO DE BITACORA

Noticias de Star Trek en España

J. Sanjuán

Blog personal

Mundos de Leyendas

Ciencia Ficción, Fantasía y consejos para escribir

Puertas de Tannhäuser

Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo.

ngc3660.wordpress.com/

versión 6.0/fecha de despegue: julio de 2016

A %d blogueros les gusta esto: