En la Antesala Al Portal Oscuro

La Búsqueda de Kumari Kandam III

kali-o8i-tapestries

III

<<Es bella, esta nena es realmente hermosa>> pensaba Jacques mientras piloteaba aquel potente avión de carga Douglas DC-3, que los operativos había conseguido. Lo que más emocionaba al belga, era que aquella aeronave había sido modificada por la fundación, así que podía sentir lo brioso que era.

—Está al alcance de la vista. — dijo Beatriz que hacía las veces de copiloto.  A cierta distancia y a unos metros por debajo de ellos se encontraba la vimana. Para sorpresa de los operativos y el equipo de Priyanka, el templo volador había resultado ser lento, además de que su piloto había alterado la ruta. En vez de cruzar el subcontinente de norte a sur, este había decidido ir hacia el este, al parecer deseaba llegar a la bahía de Bengala y  luego remontar hacia el sur. Debido a la velocidad con la que iban, la nave aún se encontraba sobre las montañas.

—Patrón.  —comunicó Jacques por un altavoz— tenemos la nave a vista.

Priyanka asintió, con un gesto ordenó a Teodoro y a Nanda que revisaran el equipo. El plan era sencillo, los tres combatientes saltarían desde el avión y descenderían  en paracaídas sobre el patio de la vimana. Una vez allí se harían con el control del objeto volador y tratarían de llevarlo a tierra.

El Douglas DC-3 sufrió una sacudida, y los tres aventureros debieron sujetarse con fuerza al fuselaje.

— ¿Qué demonios le pasa a Jacques?

— ¡Merde! Estamos sobre el objetivo. Aquella cosa acaba de disparar un haz de luz. Si van a saltar, este es el momento. ¡Merde! Se prepara para disparar de nuevo.

***

El salto resultó ser de todo, menos cómodo; en especial para Nanda que era un hombre del pasado. Los tres paracaidistas observaron como la vimana se iba elevando hacia ello a la velocidad de vértigo, lo que les obligó a concentrarse, pues en ese momento las recomendaciones hechas por los operativos podían desvanecerse como el humo. Para su suerte, aun Teodoro, quien no descollaba por ser el más brillante, fue capaz de recordar el procedimiento.

Mientras los paracaídas se abrían con la gracia digna de una flor, los aventureros observaron cómo desde ciertos faroles ubicados alrededor de templo surgía un haz de luz roja dirigido hacia la aeronave. Gracias a la destreza de los tripulantes, aquella descarga no hizo nada más que alterar el curso del carguero.

Mientras iban descendiendo Priyanka observó cómo dos soldados soviéticos disparaban con sus potentes TT-33 Tokarev, sin poder acertar a ellos. Aterrizar en medio del fuego enemigo fue difícil, al menos para la singapurense, que  no pudo desprenderse del paracaídas a tiempo y casi era arrastrada por una ráfaga de viento. Con cierta desesperación Priyanka observó cómo las venas en el rostro y cuello de Teodoro se inflaban frente al esfuerzo que hacía para evitar que el viento la arrastrara. Sabía que su hermano no aguantaría lo suficiente, así que con consternación comenzó a buscar el broche para liberarse.

Nanda aterrizó con la suavidad de una pluma, con gran presteza y eficacia se liberó de los broches. En un suspiro, estuvo en movimiento hacia el templo. Pero, antes de que ocurriese algo, arrojó una daga que acabó con uno de los pistoleros soviéticos. El otro, al ver a su compañero caer, se resguardo.

Libre de las ataduras Priyanka se dirigió hacia  el templo disparando una ráfaga contra el pistolero oculto. Seis fueron los disparos hechos con la Webley Nº1 Mk IV; ninguno dio en el blanco, no era la intención. Su objetivo, era darle cobertura a Teodoro, quien corrió hacia el soviético, cayó sobre este como un gigantesco oso. La singapurense no pudo más que sonreír, pues el croata a pesar de ser un soldado muy bien entrenado, prefería derrotar a sus adversarios con las manos desnudas.

Priyanka fue muy imprudente al entrar en el pasillo sin observar, pagó aquello cuando  la bala soviética le rasguñó el hombro. Hizo acopio de toda su voluntad para no desmayarse, sino que se lanzó al suelo, rodó y se escondió. Recargó uno de sus revólveres, mientras desenfundaban el otro. Aguzó sus sentidos, con la esperanza de dar con la ubicación de su adversario. Fue solo cuestión de tiempo, para que el ruso, movido por la curiosidad saliera de su agujero.

Escuchó el sonido de la bota, resonó en sus oídos como una campanada. En ese momento, como si fuese una cobra, la mujer salió del escondrijo, disparando con presteza. Las balas cruzaron el espacio entre los hombres acertando de lleno en el operativo soviético que cayó en seco.

Se llevó la mano a la herida, ardía y dolía como el mismo demonio, lo que le obligó a mascullar una maldición. Rasgó su camisa blanca e improvisó un vendaje, más que para detener cualquier sangrado, la intención era evitar una subsecuente infección.

—Espero que no allá otro maldito rojo por allí.

***

Lo que Priyanka observó en la cámara central del templo volador la dejó asombrada. Ernest Materson se encontraba frente al panel de control observando lo que parecían ser unos espejos flotadores, donde se encontraban desplegados un gigantesco mapa de la India. Sostenía una especie de tridente dorado, a sus pies yacía el cadáver de Albert Crafter en una posición antinatural.

— ¡Materson deténgase, los soviéticos ya han sido derrotados!

— ¡Doctor Materson, para ti! Grandísima furcia amarilla. — Giró, con el rostro distorsionado por la ira, el académico anglosajón—. No me quemé las pestañas durante tantos años, para que una cualquiera me tutee.

En los ojos del hombrecillo resplandecía el brillo de la locura y la crueldad. En ese momento, Priyanka llegó a una conclusión: “todos habían resultado ser víctimas de Materson”. Por esa razón, estuvo dispuesto a entregarse a los nazis y por eso terminó cooperando, de buen gusto, con el Zmei y compañía.

—Señor Materson, no tiene por qué hacer esto.

— ¿Qué te dije, Puta?— La apuntó con el tridente, Priyanka saltó a un lado, mientras de este surgía un potente haz de luz que haría estallar una de las columnas—. Haré lo que desee, mona amarilla. Y ni tú, ni los débiles mentales que te respaldan podrán hacer algo. No, no, no, no… este es el propósito mi vida, el logro de años de labor incansable. Y ahora, ahora, ahora da réditos. ¡Ja! ¡Ja! Levantaré a Kumari Kandam de su lecho acuático. Cuando aquella oscura ciudad vea la luz me entregará sus secretos. Tendré una flota de Vimanas, con ellas purificare al mundo de las razas inferiores. Traeré orden a Medio Oriente y Europa.

— ¡Vaya plan! Tanta ambición y solo posees una nave de estas.

—Quienes dieron a tus simiescos ancestros este conocimiento, fueron condescendientes. Y al parecer enlazaron a todas las naves. Supongo que para desposeerlos cuando no le fuesen de más utilidad. Alguien suficientemente hábil, puede manejar una de estas naves y controlar a todas ellas.

Se escuchó un potente silbido y Priyanka observó cómo, desde la oscuridad, surgía un trozo de columna  disparado contra Materson. Este levantó el tridente y el fragmento estalló en el aire. Menuda fue su sorpresa, cuando una figura surgió de las sombras tras el académico.

Nanda lanzó un potente golpe con su bufanda amarilla, esta se enroscó en el cuello del doctor, quien quedó paralizado por el susto. El tridente cayó al suelo con un sonido metálico, mientras un segundo jalón por parte del culi terminó con el doctor en el suelo. Como si fuese una gigantesca araña, Nanda cayó sobre este y lo estranguló mientras mascullaba una plegaria, de la cual la única frase inteligible para Priyanka fue: Kali.

—Decía muchas tonterías. Ese es el problema de los hombres estudiados. — comentó Teodoro con una sonrisa.

— ¿Esta…?

—Sí sahiba. Debía hacerse, lo que duerme en el fondo debe mantenerse allí hasta que los astros sean propicios.

— ¿Cómo bajamos esto?— preguntó Teodoro.

Priyanka echó un vistazo al panel del control. Destacaba el gigantesco rubí en el centro del compartimiento. Aquella pieza le recordó al tercer ojo de Shiva. De este rubí surgían una serie de líneas, sobre ella se encontraban palabras escritas en sanscrito, ninguno era comprensible por ella o Nanda. Supuso, que estos eso eran los comandos, tal vez algo equivalente a los interruptores y palancas de una aeronave. Tocó la gema roja, estaba tibia al tacto y suelta.

—Parece que puede extraerse. — dijo ella.

—Hazlo— Teodoro se encogió de hombros.

—Aún estamos sobre las montañas— agregó Nanda—, si se estrella contra algo no causará mayores problemas.

— ¡Por los dientes de Buda!— Extrajo la gema sin pensarlo dos veces. El panel parpadeo, los espejos flotantes parpadearon y se apagaron. La gravedad hizo lo suyo, cuando la nave escoró hacia la derecha, los tres aventureros terminaron rodando por los suelos.

***

Lograron saltar al tiempo, rondando por la nieve que les cortaba la piel como si fuesen navajas. Desde la distancia, observaron como el templo se estrellaba contra la ladera de una montaña, en medio del crujido más atronador. El impacto generó una avalancha que cubrió al milenario artefacto. Con ello, quedaban sepultadas las pretensiones de un académico con más ínfulas que cerebro.

—Esto no le gustará al cliente. — masculló Teodoro.

—Si a Sir Clayton le molesta el resultado, puede irse al carajo viejo.

—Es lo mejor, Sahiba. Mejorando lo presente, los secretos de nuestros antepasados no deben caer en las manos de los hombres occidentales. Tienen un agujero en el alma, poco es sagrado para ellos.

—Concuerdo… Teo, has los honores. — El gigantón croata disparó una bengala, esperaba que el carguero los ubicara. Luego de ello, con mucha cautela comenzaron a descender.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 15 abril, 2019 por en Literatura, New Pulp, Sin categoría.
Follow En la Antesala Al Portal Oscuro on WordPress.com

Estadísticas del blog

  • 60.964 hits

Apoyo al blog

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Archivos

Blogs que sigo

Adopta una autora

Literatura escrita por mujeres

PELLIZCOS DE CLÍO

Un blog de Historia "cum ira et studio"

La Biblioteca de los Malditos

Blog de Marcos A. Palacios. Relatos y reseñas de libros y autores, arte, exposiciones y eventos culturales

revistavaulderie.wordpress.com/

La revista Vaulderie, para mentes ávidas de friki-conocimiento. ¡Lobotomízate con nosotros!

Celia Añó

Escritora de fantasía · Dibujante

Espada y Pluma

Análisis, opinión y divulgación sobre cultura. Todos nuestros textos nacen de la inquietud.

El Grimorio del Rolero

Material para D&D en Castellano

El Búho de Minerva

Un Blog dedicado a explorar la intersección entre la historia, filosofía y religión.

Manuel Salazar Ordoñez

Periodista y escritor

Mi Rincón Personal Reforzado

Este es un rincón donde plasmo mis vivencias, gustos y cosas que solo salen de mi cabeza (Sean verdaderas o no)

Bosque de Brocelandia

Aventura literaria y reivindicativa entre la Edad Media y el siglo XXI

Immortal Mountain

Insight into the World of Chinese Fantasy Novels

Literafricas

Simplemente literatura

Triple Pow

Gonzas1000

African Blood Siblings

An African War without an African Army is an African Genocide

Letras desde Mocade

Mocade es el punto de reunión para todos aquellos a los que les guste vivir y escribir historias.

Rescepto indablog

Crítica y desvaríos sobre el género fantástico

Adopta una autora

Literatura escrita por mujeres

PELLIZCOS DE CLÍO

Un blog de Historia "cum ira et studio"

La Biblioteca de los Malditos

Blog de Marcos A. Palacios. Relatos y reseñas de libros y autores, arte, exposiciones y eventos culturales

revistavaulderie.wordpress.com/

La revista Vaulderie, para mentes ávidas de friki-conocimiento. ¡Lobotomízate con nosotros!

Celia Añó

Escritora de fantasía · Dibujante

Espada y Pluma

Análisis, opinión y divulgación sobre cultura. Todos nuestros textos nacen de la inquietud.

El Grimorio del Rolero

Material para D&D en Castellano

El Búho de Minerva

Un Blog dedicado a explorar la intersección entre la historia, filosofía y religión.

Manuel Salazar Ordoñez

Periodista y escritor

Mi Rincón Personal Reforzado

Este es un rincón donde plasmo mis vivencias, gustos y cosas que solo salen de mi cabeza (Sean verdaderas o no)

Bosque de Brocelandia

Aventura literaria y reivindicativa entre la Edad Media y el siglo XXI

Immortal Mountain

Insight into the World of Chinese Fantasy Novels

Literafricas

Simplemente literatura

Triple Pow

Gonzas1000

African Blood Siblings

An African War without an African Army is an African Genocide

Letras desde Mocade

Mocade es el punto de reunión para todos aquellos a los que les guste vivir y escribir historias.

Rescepto indablog

Crítica y desvaríos sobre el género fantástico

A %d blogueros les gusta esto: